Aldeas Infantiles SOS apoya a más de 1.000 jóvenes españoles en su camino a la independencia

12 de agosto, Día Internacional de la Juventud



AldeasKentiko-(1).jpg

 
Madrid, 11 de agosto de 2017. Más de 42.000 niños viven bajo una medida de protección en España, ya sea de acogimiento residencial o familiar. La mayoría de edad supone el cese de esta medida protectora y hace que estos jóvenes tengan que enfrentarse a un proceso de transición a la vida adulta muy diferente al del resto de sus iguales. Aldeas Infantiles SOS, una de las mayores organizaciones de atención directa a la infancia, ofrece a estos jóvenes, a través de sus programas de Jóvenes, recursos específicos hasta que se emancipan, más allá de los 18 años, y logran integrarse con éxito en la sociedad. En total, la organización acompañó en 2016 a 1.081 jóvenes en su camino a la independencia.
 
Ayudarles a completar su proceso educativo, encontrar un trabajo, ser capaces de mantener relaciones maduras y establecer su propio hogar son algunos de los objetivos perseguidos por Aldeas con estos programas.
 
“Desde Aldeas Infantiles SOS somos plenamente conscientes de las incertidumbres por las que atraviesan estos chicos al cumplir la mayoría de edad y tratamos de ayudarles para que su proceso de emancipación sea más fácil, brindándoles las mismas oportunidades que tendría cualquier chico de su edad”, asegura Pedro Puig, presidente de la organización.
 
Tomás Moreno, un joven que creció en la Aldea Infantil SOS de Cuenca, asegura que la labor de los educadores para reforzar su autonomía fue fundamental: “Permanecí en Aldeas hasta que terminé mis estudios de cocina a los 19 años. Después, la organización siguió ofreciéndome su apoyo, a pesar de que ya era mayor de edad, y sé que siempre estarán ahí si lo necesito”. Hoy, Tomás es jefe de sala de uno de los mejores restaurantes de Alicante y, hace solo unos meses, recibió el premio al mejor sumiller de la provincia y representó a la Comunidad Valenciana en el Concurso Nacional de Sumilleres.
 

Por una correcta integración en la sociedad

 
A través de los cuatro proyectos que integran los programas de Jóvenes (Tránsito a la Vida Adulta, Autonomía, Emancipación y Servicio de Empleo), Aldeas Infantiles SOS ofrece una respuesta individualizada a las necesidades de cada joven y les procura los apoyos necesarios hasta conseguir su correcta integración social y laboral, con independencia de su edad.
 
En el Proyecto de Tránsito a la Vida Adulta preparamos a los jóvenes que todavía no han cumplido la mayoría de edad para la siguiente fase de su vida. Cubrimos todos los posibles escenarios que se encontrarán, desde cómo alquilar un piso o hacer una entrevista de trabajo, hasta ayudarles a reflexionar sobre sus aspiraciones y sobre los proyectos que les gustaría realizar”, explica Pedro Puig.
 
Mediante el Proyecto de Autonomía, los jóvenes tienen la posibilidad de continuar recibiendo apoyo de Aldeas Infantiles SOS una vez cumplen los 18 años, ya sea de carácter residencial o educativo. Asimismo, la organización les apoya con los trámites burocráticos y les brinda orientación académica y laboral hasta que lo necesitan. Además, Aldeas cuenta con un Programa de Becas para ayudar a aquellos jóvenes que han pasado por sus diferentes programas y deciden retomar sus estudios, bien estén desempleados, bien estén trabajando.
 
Por su parte, el Proyecto de Emancipación ofrece a todos los jóvenes que han pasado por Aldeas apoyos puntuales de diversa índole, ya sean económicos, psicológicos o de ayuda en la búsqueda de empleo.
 
Por último, el Servicio de Empleo facilita la inserción laboral de estos jóvenes y está también abierto a los chicos que forman parte de los Programas de Prevención de Aldeas Infantiles SOS. Se les facilita información, asesoramiento, formación y acompañamiento en el proceso de búsqueda de empleo, así como seguimiento de sus procesos formativos y laborales.