Los voluntarios "recaudan felicidad" en conmemoración de la semana de los Derechos de los Niños

Del 17 al 19 de noviembre, los voluntarios de la empresa Burson-Marsteller instalaron "Puntos felices" en Madrid y Barcelona para recoger donativos voluntarios a favor de los niños y jóvenes más desfavorecidos.

A cambio de un gesto solidario – donación de 1 euro- cada persona recibió un ticket con un número de participación que le permitía acceder a un sorteo diario de una cena para 10 personas. Las empresas que deseaban colaborar también pudieron hacerlo a través de la compra del “ticket oro”, que les da acceso al sorteo de una comida para 20 personas, que recibirán en sus oficinas,  a cambio de una donación de 5 euros.

La iniciativa “Recaudando felicidad” se enmarcaba dentro de la semana de los Derechos de los Niños con el objetivo de apoyar la labor de ayuda a la infancia que realiza la Organización. El “punto feliz” se desplazó desde la Puerta del Sol (miércoles) al edificio L’Illa de Barcelona (jueves) para volver el viernes a Madrid a un espacio cedido por Renfe en el vestíbulo de la estación de Nuevos Ministerios.

Los madrileños que donaron su granito de felicidad para ayudar los niños y jóvenes de la Organización entraron en el sorteo diario de una cena en compañía de sus seres queridos, que recibirán en su propio domicilio. Los ganadores de la provincia de Barcelona canjearán su premio en el establecimiento “Burgers del Gótico”, que se ha sumado a la iniciativa solidaria.

El sorteo ante notario se celebrará esta semana y a partir del lunes 29 de noviembre los participantes podrán conocer la resolución en esta página web (www.aldeasinfantiles.es).