Trauma y superación

Cómo puede ayudar Aldeas Infantiles SOS a los niños de Haití a superar los traumas


Los dibujos son una manera en el que el niño puede gestionar el trauma. (Dibujo de un niño después del tsunami en Asia).  Foto: Archivo SOS.
¿Qué sienten los niños en una situación semejante?

Los niños de las zonas devastadas en Haití se han visto afectados por los terribles acontecimientos en muchos sentidos ya que han tenido que afrontar directamente la muerte y la destrucción. Muchos han sufrido pérdidas personales, como la separación de sus familias. Algunos siguen con la incertidumbre de si sus padres viven todavía o no, otros lamentan el fallecimiento de sus padres y/o la pérdida de su hogar. Estas vivencias pueden suscitar una amplia gama de reacciones y emociones. La respuesta inmediata a los hechos suele caracterizarse por un estado de shock. Una experiencia tan extrema, repentina y peligrosa, es difícil de asimilar y por ello, en un primer momento, queda grabada inconscientemente en la memoria de los niños. Esos vívidos recuerdos pueden convertirse en algo destructivo, llegando a influenciar en gran medida los pensamientos y sentimientos del niño.

Miedo, vulnerabilidad, depresiones, ira y trastornos del sueño, así como el hecho de revivir lo sucedido una y otra vez incontroladamente, configuran el cuadro típico a medio y largo plazo. Un niño que ha pasado por una experiencia traumática semejante tiende particularmente a presentar secuelas psicológicas. Su calidad de vida puede disminuir considerablemente si no recibe el tratamiento adecuado. Por ello, la asistencia psicológica profesional deber dar comienzo lo antes posible. La cuestión es cómo y dónde.

Experiencias clínicas y recientes investigaciones muestran cómo actuar en estas situaciones
En primer lugar, se debe prestar asistencia médica y psicológica inmediatamente para garantizar la supervivencia del niño. Si un niño ha sido separado de sus padres es primordial determinar cuanto antes las posibilidades reales de reunificación con su familia (padres, hermanos, abuelos y/o resto de familiares). Además, el niño afectado necesita una amplia asistencia psicológica de forma continuada. Tratar de ocuparse de todos estos aspectos simultáneamente es uno de los principios fundamentales de Aldeas Infantiles SOS en tales situaciones.

¿Qué más puede hacer Aldeas Infantiles SOS?
Los expertos coinciden en que se puede ayudar a los niños traumatizados enfrentándoles a la situación que ha provocado esas reacciones emocionales y animándoles a expresar sus sentimientos y pensamientos sobre la traumática experiencia anclada en su memoria. También es importante que los niños, con ayuda profesional, asuman esa experiencia y sus sentimientos para poder llevar una vida constructiva y satisfactoria.

En el ámbito de la superación de traumas en los niños, diversos métodos parten de la base de que también pueden ser aplicados adecuadamente por "profanos" (adultos sin una formación especializada). Es recomendable animar a los niños a expresarse y, en consecuencia, escucharlos atentamente; o dejarlos dibujar, realizar juegos de rol y discutir sobre temas religiosos, teniendo presente las experiencias sufridas. Por el contrario, existen métodos más específicos reservados a especialistas. Aldeas Infantiles SOS dispone de una experiencia excepcional en esta materia y ofrece atención individualizada a los niños afectados. Al mismo tiempo es importante conceder "pausas" al niño, no hablar siempre de lo que le ha sucedido sino darle tiempo para olvidar y para, sencillamente, ser un niño. Es decir, llevar un poco de "normalidad" a la vida de estos niños, en un entorno protegido y seguro. De allí, el niño sacará fuerzas para seguir superando las dificultades.

Es esencial que aquellas personas que vivan con niños traumatizados, que se ocupen de su bienestar o de su asistencia terapéutica comprendan el origen y las consecuencias del trauma infantil y continúen ampliando sus conocimientos y mejorando sus aptitudes en cuanto al tratamiento y cuidado de niños traumatizados. Esto constituye también uno de los pilares fundamentales de los diferentes programas de formación de Aldeas Infantiles SOS.