Aldeas trabaja en la respuesta a la crisis migratoria


Una joven madre con su bebé en el campo de refugiados de la frontera de Macedonia-Grecia.
07/09/2015 –  Suministro de alimentos con productos para bebés, reparto de artículos como mantas y pañales, aumento de las plazas de acogimiento...  En esta dura crisis migratoria, Aldeas se centra principalmente en atender a los niños que han perdido a sus padres o que están separados de ellos y a las madres con niños pequeños. Además, evalúa la situación con otras ONG e instituciones gubernamentales para estrategias a largo plazo. 

 

 

Tras una primera ola de inmigrantes, que eran en su mayoría hombres que viajaban solos, estamos asistiendo a una segunda con un número creciente de mujeres embarazadas, madres con niños muy pequeños y niños que han perdido a sus padres o que no están acompañados. Las necesidades humanitarias de los refugiados son enormes y de índole alimentaria, sanitaria y de vivienda. Además, dada su situación, están expuestos a ser víctimas de la violencia, la trata, la corrupción y la extorsión. 

 

Aldeas Infantiles SOS está respondiendo en base a una primera evaluación de la situación que se ha realizado sobre el terreno, atendiendo las urgencias. Las circunstancias hacen predecir que en breve harán falta muchas más tiendas de campaña, calefacción para el invierno, generadores, ropa de abrigo, internet y asistencia sanitaria. Además, las instalaciones que los gobiernos ofrecen para los niños que han perdido a sus padres o que están separados de ellos son insuficientes y no cuentan con el personal capacitado necesario. 

 

Por ello, Aldeas Infantiles SOS  está respondiendo a corto plazo con ayuda urgente focalizada en los siguientes ámbitos: 
 
  • Protección: espacios seguros para los niños  solos que proporcionan cuidado temporal hasta que puedan reunirse con sus familias; ayuda  a los menores y a las madres con niños pequeños.
  • Salud: apoyo médico y psicosocial para los niños y las familias en general.
  • Seguridad alimentaria y nutrición: paquetes de alimentos nutritivos aptos para viajes para los niños desnutridos y productos específicos para bebés.
  • Refugio, asentamiento y artículos no alimentarios como ropa, mantas, paquetes de higiene, tiendas de campaña, etc., así como acceso a las nuevas tecnologías para facilitar las comunicaciones.
En este contexto, se han detectado las mayores necesidades en los centros de acogida de Presevo (frontera con Macedonia), Kanjiza, Subotica (frontera con Hungría) y Belgrado. Aldeas Infantiles SOS está actuando con las siguientes medidas concretas en Siria y en los países del recorrido:
 
En Siria y en El Líbano:
  • En Siria, continúan todos los programas que Aldeas desarrolla en el país para, dentro de los posible, normalizar la vida de los niños en un país en conflicto, velando por su protección, alimentación, salud, educación y juego. En El Líbano se lleva trabajando en esta crisis de refugiados sirios desde marzo de 2014 con un Plan de Respuesta de Emergencia que actualmente se encuentra en su segunda fase. Puedes conocer los proyectos concretos pinchando aquí.

En Serbia
  • Durante los próximos dos meses, se suministrarán  paquetes de alimentos y otras necesidades para los bebés  (pañales, cremas, etc) y de higiene para las mujeres, donde se incluyen artículos como mantas y capas de lluvia.
  • En el centro de recepción de refugiados en Kanjiza, gestionado por ACNUR, Aldeas ayudará con la contratación de personal sanitario.
  • El llamado SOS PlayBus está situado en un parque cercano a la estación de autobuses de Belgrado para que los niños puedan distraerse con actividades y estar bien atendidos.
  • En coordinación con Unicef, Save The Children, Cruz Roja y otras ONG, Aldeas trabaja en un plan para la construcción de un nuevo centro de atención en Belgrado.  
  • El Info-Centro:  frente a la estación de autobuses de Belgrado, Aldeas Infantiles SOS ha abierto un Info-Centro en el que, mientras los niños se quedan al cuidado de educadores, los padres pueden encontrar ayuda en la traducción del árabe, acceder a Intranet, cargar dispositivos móviles y recibir ayuda en especie, como ropa, zapatos o alimentos. En esta zona, entre 500 y 1.500 personas al día esperan más de 24 horas en malas condiciones (falta de alimentación e higiene), por eso este Info-Centro puede satisfacer estas necesidades inmediatas.
  • Se trabaja ya en una estrategia de apoyo a largo plazo, en la que Aldeas pondrá en marcha sus “Espacios amigos de los niños” para ayudar a los menores y a las madres con niños pequeños a superar el trauma y recuperarse.

En Macedonia:
  • Reparto de paquetes alimentarios y de artículos para bebés como pañales y cremas.
  • Próximamente,  profesionales de Aldeas emprenderán acciones dentro de campos de refugiados con dos equipos de tres personas cada uno (psicólogos, especialistas en desarrollo infantil y profesionales de educación especial), que trabajarán con las familias. Se han detectado muchas necesidades de los niños con discapacidad, como ausencia de camas apropiadas o sillas de ruedas.
  • La Aldea Infantil SOS de Skopje está adaptando sus instalaciones para acoger a más niños.
  • Aldeas Infantiles SOS se encuentra en constante comunicación con otras organizaciones como ACNUR, Unicef, Cruz Roja y ONG locales para cooperar en el terreno. Además, está en contacto  con los Ministerios pertinentes con el objetivo de definir y coordinar esfuerzos.
En Italia:
  • Albergues temporales para niños que llegan separados de sus padres en las Aldeas Infantiles SOS de Mantua y Vicenza.
  • Se trabaja en el incremento del número de plazas de acogimiento, dentro del marco de un programa nacional de apoyo a migrantes, en colaboración con las autoridades italianas.
  • Coordiación con otras ONG para trabajar de forma conjunta y maximizar así nuestro impacto.
  • La municipalidad de Milán se ha puesto en contacto con Aldeas para evaluar la posibilidad de acoger a más niños solos o separados de sus padres (actuación aún por concretar).
  • Respecto a los "Espacios Amigos de los Niños", Aldeas ha establecido contactos con otras ONG italianas para intercambiar posibles respuestas en los campamentos del Sur de Italia. Estos espacios son lugares donde los menores víctimas del conflicto y el desplazamiento pueden disfrutar del juego y comenzar a vivir el trauma vivido. 
En España
  • Aldeas Infantiles SOS de España ha ofrecido a los ayuntamientos y comunidades autónomas un centenar de plazas para los niños que lleguen no acompañados, tanto en sus aldeas como en familias de acogida. Además de prestar atención en sus programas a familias especialmente vulnerables, como las monoparentales y a madres embarazadas.
En Austria
  • Se persigue el objetivo de creación de 100 nuevas plazas de acogimiento para niños que han perdido a sus padres o que están separados de ellos. Se trabaja en el diseño de nuevas fórmulas que permitan acoger a estos niños, además de las habituales de la organización. Se pretende alcanzar este objetivo para finales de año.
En Hungría
  • Atención a niños no acompañados: disponen de tres equipos interdisciplinares de profesionales (trabajadores sociales, personal sanitario, psicólogos, pedagogos…) que trabajan de forma itinerante, es decir, se desplazan allí donde se encuentren los menores no acompañados: casas, calles, estaciones de tren, etc. 
  • Evaluación de la situación y establecimiento de planes de atención individual a través de la traducción y mediación cultural.
  • Capacitación del nuevo personal que va a trabajar con niños no acompañados.
  • “SOS-corridor”: intercambio de información y apoyo a lo largo de la ruta migratoria a través de varios equipos de Aldeas en puntos del camino de Siria, Grecia, Macedonia, Serbia, Hungría, Austria y Alemania, con el fin de apoyar a la reunificación familiar de los menores que se han separado de sus padres en el desplazamiento.
  • Creación de protocolos y preparación de logística para una posible respuesta de emergencia durante el invierno, que desarrollarán los equipos itinerantes.
  •  Centros móviles con calefacción para atender a las familias, situados en la frontera y en los puntos de salida, para proporcionar apoyo e información, asistencia médica y asesoramiento jurídico.
  • Se trabajará con familias con gran número de hijos a las que se les ha concedido una protección oficial en los centros de recepción, donde pueden estar un máximo de dos meses. Tras este tiempo, estas familias corren el riesgo de quedarse sin atención ni vivienda. Por ello, Aldeas de Hungría va a desarrollar un proyecto piloto en la Aldea de Battonya, que será transformada en un modelo de comunidad integradora para estas familias refugiadas, donde encontrarán un lugar seguro, cursos de idiomas, formación profesional, etc. 
En Alemania
  • Durante años, Aldeas en Alemania desarrolla programas de acogimiento con niños refugiados no acompañados. Con motivo de la crisis actual, ha ampliado su número de plazas, ofreciendo unas cien más.
  • Está brindado todas sus instalaciones a las familias y niños procedentes del desplazamiento sirio, donde les ofrece cursos de idiomas, actividades de tiempo libre con los niños o mediación cultural, entre otros servicios.
  • Se está trabajando en campañas de sensibilización social a través de medios de comunicación.

En Grecia
  • Ofrece en sus centros cuidado temporal para los niños no acompañados.
  • Dispone de “Espacios amigos de los niños”.
  • Se está suministrando alimentos y bienes no materiales.

En Armenia, Croacia y Jordania.
  • Se continúa evaluando la situación y diseñando estrategias que se comunicarán próximamente. 
 (Información actualizada a noviembre 2015)