Aldeas Infantiles SOS pide en Naciones Unidas un mapa estadístico de niños en riesgo


Niños en Gaza
24/9/2016 - Aldeas Infantiles SOS y otras organizaciones internacionales urgen a mejorar los sistemas de recogida de datos de niños en riesgo durante la 71ª sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas, en la que se discuten los avances de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con motivo del primer aniversario de su firma. Sólo así los niños más vulnerables serán tenidos en cuenta y sus realidades podrán ser abordadas a través de políticas y de la acción directa.
 
El 25 de septiembre de 2015, 193 líderes mundiales aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, 17 Objetivos y 169 metas asociadas que establecen el marco global de desarrollo para los próximos 15 años en las esferas social, económica y medioambiental. Un año después, bajo el lema “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: un impulso universal para transformar el mundo”, mandatarios de más de 160 países debaten en Nueva York en torno a los avances conseguidos y las acciones necesarias para asegurar su logro.
 
En 2030, 167 millones de niños vivirán en la pobreza y 69 millones morirán antes de cumplir cinco años por causas que se pueden prevenir, si no se hace nada para evitarlo, según estimaciones de Naciones Unidas basadas en la tendencia actual. Terminar con la pobreza es el objetivo número uno de la Agenda 2030.
 
Aldeas Infantiles SOS participó en el proceso liderado por Naciones Unidas para establecer la Agenda 2030 y logró entonces que los niños que han perdido o están a punto de perder el cuidado parental no fueran olvidados. Hoy, la organización de ayuda directa a la infancia hace un llamamiento para que esos mismos niños no queden fuera de los mapas estadísticos de Naciones Unidas. “Niños que viven en la calle o en instituciones, que han sido separados de sus familias a causa de un conflicto bélico o desastre natural, víctimas del tráfico de personas o reclutados por grupos armados, no podrán beneficiarse de las políticas sociales nacionales e internacionales si permanecen fuera de las estadísticas”, sostiene Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS de España. Es necesario mejorar y expandir los sistemas de recopilación de datos para garantizar que todos los niños estén representados.
 
La Agenda 2030 demanda el compromiso de todas las naciones, independientemente de su nivel de desarrollo, de adoptar las acciones necesarias para implementar los objetivos en su ámbito nacional y en el de la cooperación internacional. En este sentido, el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha celebrado que más de 50 países hayan puesto los ODS en el centro de sus planes de desarrollo y ha llamado a todas las naciones a actuar y cumplir los compromisos adquiridos.
 

Discriminación, desigualdades y empleo juvenil

 
Aldeas Infantiles SOS ha alineado el rumbo de su trabajo con la Agenda 2030. Su Estrategia 2030 marca la dirección que la organización seguirá durante los próximos años, innovando en su forma de cuidar a niños y jóvenes en un entorno familiar, y apostando por la defensa de los derechos de los niños que han perdido el cuidado de sus padres o están a punto de perderlo, marcando una diferencia estable y duradera en sus vidas.
 
La prevención de la separación de padres e hijos y la preparación de los jóvenes para la vida independiente están directamente vinculadas a varios Objetivos de Desarrollo Sostenible. “Al prevenir la separación de padres e hijos, garantizar un cuidado alternativo de calidad y preparar a los jóvenes para una vida independiente, lograremos una contribución importante a nuestros ODS prioritarios y a la implementación de las Directrices de Naciones Unidas sobre las Modalidades Alternativas del Cuidado de los Niños”, explica Pedro Puig, que confía en que el Gobierno español pronto empiece a implantar las medidas marcadas por los 17 ODS.
 
Mejorar los índices de empleo juvenil, erradicar la discriminación y reducir desigualdades son algunos de los temas clave que Aldeas ha tratado durante varios eventos de Alto Nivel organizados de forma paralela al debate general, aportando su experiencia y compartiendo buenas prácticas. Richard Pichler, representante especial para Asuntos Exteriores de Aldeas Infantiles SOS Internacional, presente en las conversaciones, considera que, si bien es pronto para emitir juicios en torno las expectativas, algo se está moviendo. “Gobiernos de países desarrollados y en vías de desarrollo están adoptando los Objetivos de Desarrollo Sostenible y han comenzado a hacer los cambios necesarios en sus políticas. Empresas y organizaciones globales se están alineando cada vez más con estos objetivos, tal y como hemos hecho en Aldeas”, sostiene Pichler. En su opinión, el camino está marcado: “Dados los retos que afrontamos, el mundo no tiene alternativa, ha de moverse en la dirección que marcan los ODS”.