Aldeas Infantiles SOS, premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016

Sus Majestades los Reyes reconocen la labor de Aldeas en favor de la infancia vulnerable

Foto_Cabecera_Princesa.jpg

25/10/2016 - “Aldeas Infantiles SOS ha sido galardonada con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia. Detrás de este nombre palpita el trabajo pionero, perseverante y entregado de miles de personas, desde que hace más de sesenta años, el austriaco Hermann Gmeiner fundara esta organización en favor de la infancia”. Son palabras de Su Majestad el Rey Felipe durante la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2016, el pasado 21 de octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo. 
 
Siddhartha Kaul, presidente internacional, y Pedro Puig, presidente nacional, fueron los encargados de recoger el galardón, acompañados por María José González, madre SOS de la organización desde hace más de 11 años; y Raquel López, una joven de 26 años que creció en la Aldea de Tenerife. 
 
El presidente de la organización en España dedicó este galardón a “todos y cada uno de nuestros niños, porque realmente son ellos, con su esfuerzo y su capacidad de superación, los que dignifican nuestro trabajo y nos enseñan que a pesar de las dificultades siempre es posible salir adelante”.  
 
Durante una rueda de prensa celebraba el día 20, en el Hotel Reconquista de la capital asturiana, Siddhartha Kaul agradeció el fallo del Jurado y felicitó a la asociación española de Aldeas Infantiles SOS “por su labor en favor de los niños, jóvenes y familias más desfavorecidos”. También recordó que en el mundo todavía hay 220 millones de niños que crecen sin el cuidado parental o están en riesgo de perderlo. “Ellos son los más vulnerables. Alguien tiene que levantarse y defenderlos, luchar por ellos. Y eso es lo que nosotros hacemos”. 
 
Aldeas Infantiles SOS fue galardonada el pasado 6 de septiembre con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016 “por su contribución, durante más de setenta años y en 134 países, a la protección de los niños, a través de principios pioneros y que cobran aún mayor vigencia en momentos en los que los conflictos internacionales ponen en especial riesgo a los más vulnerables”, según manifestó el Jurado del Premio.
 
Cada Premio Princesa de Asturias está dotado con una escultura de Joan Miró, símbolo representativo del galardón, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia. Además, “esta distinción sitúa a la infancia en un lugar protagonista y nos da la oportunidad de sensibilizar a la sociedad sobre la situación de vulnerabilidad por la que atraviesan miles de niños en España y en el mundo”, añadió Pedro Puig.  
 
Su Majestad el Rey resaltó en ese sentido la importancia y la necesidad de comprender que proteger, atender y educar a la infancia debe ser una prioridad: “Aldeas Infantiles SOS nos lo recuerda a diario, con su labor sacrificada, infatigable y entregada. De poco servirá que nos planteemos retos a corto plazo, si no tenemos visión de futuro. De poco servirá que resolvamos de manera provisional e inmediata los problemas de nuestra sociedad si no adoptamos, al mismo tiempo, soluciones duraderas y profundas. Por eso, apoyar y fomentar la labor ejemplar y abnegada de Aldeas Infantiles SOS debe ser claramente un imperativo”.


Rueda de prensa de prensa previa a la ceremonia: 



Ceremonia Premios Princesa de Asturias 2016