Aldeas se suma a la Alianza Global para Poner Fin a la Violencia Infantil


Gregorio Ramón en la sede de las Naciones Unidas con Ban Ki-Moon
15/07/2016 - Todos los días, en todos los países del mundo (incluido el nuestro), millones de niños y adolescentes son víctimas de la violencia en sus hogares, escuelas y comunidades. Con el fin de evitarlo, el pasado 12 de Julio se presentó en Nueva York, en la Sede de las Naciones Unidas, la Alianza Global para Poner Fin a la Violencia Infantil, que Aldeas Infantiles SOS Internacional colidera junto a otras organizaciones de ayuda a la infancia.

La nueva Alianza ha reunido a gobiernos, organismos internacionales, sociedad civil, grupos religiosos, sector privado, mundo académico e incluso a un grupo de niños y adolescentes que han alzado su voz en nombre de la infancia. Uno de estos jóvenes ha sido Gregorio Ramón Ayala, un chico paraguayo de 17 años que ha crecido en la Aldea de Luque, de Paraguay, y que fue seleccionado por Aldeas y por el Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamérica y el Caribe para asistir al evento y representar a los miles de niños y jóvenes de la región. 
 
Comprometido con los derechos humanos y participante destacado en diversos espacios de debate desde hace ya varios años, Ramón ha recomendado a los gobiernos “ofrecer más información a la sociedad sobre los problemas derivados de la violencia infantil e invertir más en materia de prevención y erradicación de la violencia”. 

Por un mundo libre de violencia

La Alianza Global para Poner Fin a la Violencia Infantil se enmarca en los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por los Estados Miembro de Naciones Unidas en diciembre de 2015. Con ellos, los Gobiernos del mundo se comprometieron a garantizar que todas las personas puedan vivir en sociedades pacíficas, justas e inclusivas, y fijaron ambiciosas metas para hacer realidad la visión de un mundo donde todos los niños crezcan libres de violencia y explotación, que se comprometieron a cumplir antes de 2030. 
 
Para favorecer el cumplimiento de estos compromisos, la nueva Alianza busca promover la voluntad política, favorecer la colaboración entre las partes y acelerar la puesta en marcha de estrategias que generen reducciones significativas, prolongadas y mesurables de la violencia. Nadia Garrido, directora de Programas de Aldeas Infantiles SOS para Latinoamérica y El Caribe, asegura que “la Alianza es una gran oportunidad para acelerar la acción contra la violencia, uniendo a la sociedad civil, comunidades, personas individuales y, sobre todo, a niños y jóvenes como protagonistas de su presente y de su futuro”. 

Los niños alzan su voz

Previamente al lanzamiento de la Alianza, se realizó una ronda de consultas a niños y jóvenes en 24 países, con el objetivo de recoger sus propias recomendaciones para poner fin a la violencia infantil y promover su implicación en la toma de decisiones.  
 
Como resultado, los niños han solicitado a sus gobiernos el compromiso de mantenerlos a salvo mediante la mejora de la legislación, la seguridad y el fortalecimiento de las políticas de protección infantil. Y reclaman que “se escuchen sus voces y los dejen participar tanto en la comunidad, como a nivel nacional, en las decisiones que les conciernen”. 
 
Junto a Aldeas Infantiles SOS, forman parte de esta Alianza las siguientes organizaciones: ChildFund, Plan Internacional, Save the Children, Unicef y World Vision. “Esta colaboración permitirá lograr juntos lo que ningún gobierno o entidad ha podido hacer por sí solo: poner fin a la violencia infantil”, ha concluido Susan Bissell, directora de la Alianza Global.