Los escolares madrileños se comprometen a “dar la cara” cuando hagan algo mal


Vista de la Asamblea durante el pleno infantil
14/01/2016 - Cienta treinta y dos escolares han llevado sus propuestas a la Asamblea de Madrid esta mañana en un acto organizado por Aldeas Infantiles SOS para fomentar el derecho de participación de los niños en la sociedad e iniciarles en el proceso democrático.
 
La presidenta de la Asamblea, María Paloma Adrados Gautier, el consejero de Educación, Juventud y Deporte, Rafael Van Grieken Salvador y el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig Pérez, han asistido hoy a este pleno en el que los diputados infantiles han reflexionado acerca de la audacia y la prudencia, los valores protagonistas del programa educativo para Infantil y Primaria de Aldeas Infantiles SOS, llamado “Abraza tus valores”, que llega a 221 colegios de la comunidad y con el que trabajan 22.100 alumnos.
 
Ha participado el colegio Antonio Machado de Torrejón de Ardoz, cuyo portavoz, Sergio Martín Olano, ha comentado al resto de diputados qué es para él la audacia y la prudencia y ha ofrecido una serie de instrucciones sobre la responsabilidad: “las personas responsables reconocen lo que han hecho y responden por ello. Por eso, antes de actuar, piensan las consecuencias”, ha aconsejado desde la tribuna. 
 
Desde el colegio Infanta Elena, de Pozuelo de Alarcón, su portavoz Silvia Bonilla Rangel ha señalado que “tanto la audacia como la prudencia nos pueden ayudar a resolver conflictos”.
 
Por su parte Irene Huete Hinojosa, del colegio Reinado del Corazón de Jesús, reconoció que es bastante indecisa e imprudente, pero que “de los errores se aprende y no hay que disgustarse cuando las cosas salen mal”, además nos dejó una frase para la reflexión: “Sé valiente y mira al frente”.
 
Y por último en nombre del colegio Sagrado Corazón – Padre Pulgar intervinieron Óscar Moreno y Óscar Latorre, que leyeron un cuento inventado por su clase titulado “Juan, el prudente” donde se narra la relación entre dos compañeros de clase. Terminaron la exposición comprometiéndose a “Resolver los problemas de cada día tomando las mejores decisiones como estudiar, hacer los deberes, leer y ayudar en casa sin que me lo digan”.