Rodrigo, un joven de Aldeas de Chile, interviene en la ONU

Rodrigop.jpg
Rodrigo, el joven representante

01/04/2015 - “Me dirán que es difícil medir el amor, pero no es difícil crear las condiciones que lo fomenten”, señaló este adolescente en una sesión plenaria de la ONU en Nueva York donde se trabajaba la Agenda Post-2015, en cuyos foros de debate está participando Aldeas Infantiles SOS para lograr que la infancia vulnerable se sitúe un lugar prioritario.

 
Rodrigo sabe lo importante que es para un niño contar con una familia que le cuide y le quiera. Actualmente vive en una familia SOS de Chile y está en proceso de reintegración en su familia biológica. Por eso, explicó a los líderes mundiales cómo el amor puede ser una fórmula de medición del progreso. “Momentos como este pueden medirse, pero no todo son estadísticas y números, son también diálogo, participación y percepciones”, argumentó el joven que actúo como representante del Movimiento Mundial por la Infancia en América Latina y El Caribe, de la que forma parte, junto con otras organizaciones, Aldeas Infantiles SOS.
 
“Es la primera vez que nos solicitan medir el amor, lo cual es maravilloso”, señaló el co-facilitador de la sesión y embajador de Kenia, Macharia Kamau, tras la intervención de Rodrigo, que le dejo tan asombrado que se preguntó “que estábamos haciendo algunos de nosotros con catorce años”. 
 
Los Estados Miembros se encuentran trabajando la Agenda Post-2015, un documento que reemplazará los Objetivos de Desarrollo del Milenio por otros nuevos que guiarán los esfuerzos de la comunidad internacional hasta el año 2030. En esta ocasión, invitaron a la sesión plenaria a representantes de la sociedad civil para que aportaran sus puntos de vista en cuanto a fórmulas para medir el progreso.
 
El joven Rodrigo pidió a los Estados Miembros que “ahora que están hablando de medición, asegúrense de que lo que están midiendo es la calidad de la educación y que el verdadero impacto de la erradicación de la pobreza y la desigualdad se mide a través de cómo los niños viven mejor, con sus familias, sin violencia y con amor”, indicó. 
“Lo que ustedes están diciendo aquí son cosas que los niños de hoy vamos a implementar, sufrir o disfrutar. Por eso, nuestra opinión es importante, porque venimos con una visión social y de futuro”, reclamó el portavoz haciendo alusión al derecho de participación de los niños. “Voy a pedirles que sean creativos, que nos escuchen y que pasemos del discurso a la acción. Cuenten con nosotros”.
 
Además de recibir un espontáneo aplauso por parte de los líderes mundiales, el co-facilitador le agradeció su discurso y aludió a sus palabras: ”Tienes razón, la mayoría de las ocasiones evaluamos nuestro trabajo a través de medidas y cantidades y nos olvidamos de las personas y los niños detrás de esos números. Muchas gracias”, aseveró.

 

Podéis ver el discurso completo de Rodrigo en este vídeo: