La reforma legal del sistema de protección mejora el bienestar de la infancia en España


 
17/07/2015 - El Congreso de los Diputados aprobó el 16 de julio un Proyecto de Ley de Protección a la Infancia y la Adolescencia que modifica la legislación anterior, adaptándola a la nueva realidad de la sociedad española.
 
El presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig, está satisfecho con esta modificación, fruto de años de trabajo y colaboración entre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, las comunidades autónomas y las entidades especializadas en protección a la infancia. Puig afirma que, tras años de implantación, “el marco jurídico necesitaba una revisión para adaptarse a la situación actual de la infancia y las familias españolas” y asegura que  “velar por el bienestar de los menores es una obligación de todos”.
 
El Proyecto de Ley Orgánica de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia fue aprobado por las Cortes Generales del Senado el pasado 9 de julio mientras que el Proyecto de Ley Ordinaria que lo desarrolla ha sido aprobado por el Congreso este jueves, tras revisar las enmiendas aprobadas en el Senado. 
 
Ambas leyes reforman la Ley de Protección Jurídica del Menor de 1996 e incluyen mejoras como elevar el interés superior del niño a principio interpretativo, potenciar la participación de los menores en la sociedad y reforzar su derecho a ser escuchados, agilizar los procesos de acogimiento y adopción, y reforzar la protección de niños que han sido víctimas de la violencia de género o los abusos sexuales.
 
Aldeas Infantiles SOS ha estado presente en los grupos de trabajo de estos proyectos, aportando su larga experiencia en el cuidado y la protección de niños en situación de riesgo y defendiendo tres puntos fundamentales para la organización: la no separación de hermanos, el hogar funcional como forma de acogimiento familiar y el acompañamiento a los jóvenes hacia la vida adulta e independiente, más allá de la mayoría de edad. Para nuestra organización estos proyectos son una “buena medida” porque continúan trabajando por el bienestar de la infancia en nuestro país.