Intensificamos nuestro trabajo en Tartús

Un trabajador de Aldeas en Siria junto a los niños

5/2/2017 - Aldeas Infantiles SOS refuerza su programa de emergencia en Siria con la apertura en la ciudad costera de Tartús de un Centro de Atención Temporal, desde el que se ofrecerá protección a 450 niños que han perdido a sus padres o están separados de sus familias; y de dos Espacios Amigos de los Niños, desde los que se ayudará al menos a 2.500 menores a normalizar su situación a través de actividades que les permitan expresarse libremente, divertirse y construir relaciones de confianza.  


“Con la apertura de estos programas, Aldeas podrá ayudar a miles de niños afectados por el conflicto, el desplazamiento y, en muchos casos, la pérdida de la familia; les ofreceremos atención psicológica y emocional, y les proporcionaremos una atmósfera segura donde puedan volver a ser niños y recuperar la esperanza en el futuro”, señala la directora internacional de Aldeas Infantiles SOS para Oriente Medio y el Norte de África, Alia Al-Dalli.

Las agencias de Naciones Unidas estiman que más de 250.000 de los 6,3 millones de desplazados internos en Siria viven en campos de desplazados de Tartús y de la región circundante, en la frontera con Líbano. Aldeas organiza actividades para los niños que habitan en estos campos desde mayo de 2016 y ha participado en la rehabilitación de una escuela que ha permitido a 1.200 niños retomar las clases. 

Aldeas en Siria

Aldeas Infantiles SOS está presente en Siria desde hace más de 30 años, proporcionando un hogar y una familia a niños privados del cuidado parental. En 2012, cuando la guerra hizo insostenible la situación de millones de personas, la organización puso en marcha un Programa de Respuesta de Emergencia para proporcionar asistencia a niños y familias afectados por el conflicto.

En Damasco, la organización continúa proporcionando un hogar seguro a niños y jóvenes a través de sus programas de protección. Además, 450 niños vulnerables han sido atendidos en sus Centros de Atención Temporal, en 2016, y 213 pudieron ser reunidos con sus familias. 

En Alepo y alrededores, Aldeas Infantiles SOS ha estado trabajando con otras organizaciones locales para proporcionar comida caliente a 18.000 personas cada día. Además, en las últimas semanas, se han distribuidos 10.000 botes de leche en polvo y fruta fresca, artículos de higiene, ropa de cama y ropa de invierno a cientos de familias. Más de 1.200 niños y familias han recibido atención médica y medicación, y cerca de 1.900 madres han acudido a los talleres sobre salud materno infantil impartidos por la organización. Asimismo, se ha rehabilitado una escuela para 600 niños que viven en los campos de desplazados de la zona.

Aldeas ha atendido a un total de 26.000 niños víctimas del conflicto desde 2015, de los que 1.100 habían perdido a sus padres. Sin embargo, según alerta la organización, “la situación sigue siendo alarmante y todavía hay 7,6 millones de niños que necesitan ayuda humanitaria urgente en el país”. 
  • Intensificamos nuestra trabajo en Siria

    13.02.2017 - La ciudad costera de Tartús se ha convertido en un inmenso campo de desplazados que acoge a más de 250.000 personas que han huido de sus hogares a causa de la guerra. En los próximos meses abriremos un Centro de Atención Temporal y dos Espacios Amigos de los Niños para que puedan normalizar sus vidas. más…