Los programas de emergencias de Aldeas Infantiles SOS proporcionaron 318.000 servicios humanitarios en 2016

19 de agosto: Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Madrid, 17 de agosto de 2017. Con un número récord de personas desplazadas por la violencia y el desastre, los desafíos humanitarios continúan creciendo y afectando a los niños en números cada vez mayores. Ante esta realidad y coincidiendo con el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, el presidente de Aldeas Infantiles SOS de España, Pedro Puig, subraya que “no hay excusa para la inacción cuando se trata de defender el derecho internacionalmente reconocido del niño al cuidado, la seguridad, la educación y la oportunidad de crecer en una familia”.
 
Los equipos de respuesta de emergencias de Aldeas Infantiles SOS ayudan actualmente a niños en riesgo en más de 25 países afectados por conflictos, desastres naturales o migraciones. Los objetivos principales de estos programas son la protección de la infancia, la reunificación de las familias y el apoyo psicológico y social. “Los niños son los miembros más vulnerables de toda sociedad y necesitan protección y apoyo específicos antes, durante y después de las emergencias”, asegura Pedro Puig.
 
Las operaciones de emergencia llevadas a cabo por Aldeas Infantiles SOS durante el año pasado proporcionaron 318.000 servicios humanitarios, en los que participaron más de 800 trabajadores y voluntarios.
 
Desde hace décadas, esta organización, una de las mayores en atención directa a la infancia vulnerable, ha llevado a cabo más de 500 proyectos en todo el mundo. Esta presencia estable ha dotado a la organización de un profundo conocimiento sobre las necesidades de los niños y sus familias, y de una red de colaboradores nacionales e internacionales que le permite responder de forma inmediata cuando se produce un desastre.
 
“Aprovechamos nuestra experiencia en terreno para atender las necesidades urgentes de los niños, especialmente las de aquellos que han perdido el cuidado de sus padres, y para abogar por sus derechos y mantener a las familias unidas”, sostiene el presidente de Aldeas.
 

Prepararse hoy para los desastres de mañana

 
Con el objetivo de anticiparse a los desastres, estar mejor preparados y actuar con mayor eficiencia, Aldeas Infantiles SOS ha lanzado recientemente el proyecto de preparación para emergencias E-Prep, con el que busca apoyar y fortalecer su capacidad de respuesta para atender las necesidades urgentes de los niños y sus familias.
 
De momento este proyecto se implementará en diez países en los que la organización tiene presencia: Bangladesh, Ecuador, Mali, Mozambique, Nicaragua, Níger, Somalia, Sudán del Sur, Siria y Ucrania. “Queremos concienciar a nuestros profesionales sobre la importancia de estar preparados ante una posible emergencia, de valorar con anticipación sus posibles consecuencias y de ser capaces de responder de la forma más eficaz posible”, explica Nikolai Snoek, asesor del equipo de respuesta de emergencias de Aldeas Infantiles SOS Internacional.
 
Para esta organización, determinar las capacidades de las comunidades locales, identificar a los colectivos más vulnerables y evaluar su propia capacidad de respuesta serán algunos de sus próximos objetivos en materia de ayuda humanitaria.
 
“Cuanto más preparados estemos, más fácil será actuar, nuestra logística estará mejor organizada y tendremos mejores directrices; todo con el objetivo de garantizar la protección, la atención y los derechos del niño”, señala Nikolai Snoek.
 

Construir con futuro

 
Cuando un desastre natural golpea una comunidad, la capacidad de sus infraestructuras para resistir las fuerzas de la naturaleza es crucial para mantener a los niños y las familias a salvo. En los casi 70 años de historia de Aldeas Infantiles SOS Internacional, nunca se han reportado muertes por desastres naturales en ninguna de sus 571 Aldeas, ubicadas en 134 países.
 
“La construcción de calidad ha marcado nuestro trabajo desde el principio. No solo es importante para la seguridad, nuestros donantes también esperan que construyamos estructuras sólidas y duraderas, por eso siempre nos adherimos al 100% de los estándares locales e incluso, a menudo, los superamos”, explica Michael Spuller, director del Programa de Planificación y Construcción de Aldeas Infantiles SOS Internacional.  
 
El mantenimiento de los edificios también forma parte del proceso estratégico de la organización y los protocolos de inspección se llevan a cabo dos veces al año, ya que, aunque no existan daños visibles en las estructuras, estas pueden haberse visto debilitadas. “El mantenimiento sistemático ayuda a prevenir más deterioros en caso de nuevos desastres”, asegura Michael Spuller.
 
Más de un millón de familias fueron afectadas por el tifón que asoló Tacloban, en Filipinas, en noviembre de 2013. Los 101 niños de la Aldea Infantil SOS de la ciudad tuvieron que subir a los tejados de sus casas mientras las inundaciones barrían las habitaciones y los fuertes vientos arrasaban los tejados. Los hogares y edificios de la Aldea de Tacloban fueron los únicos que quedaron en pie de toda la zona, convirtiéndose así en refugio para las familias de las comunidades circundantes.
 
Los terremotos de Ecuador, Nepal, Pakistán y Haití también confirmaron la necesidad de una construcción resistente a este tipo de catástrofes, especialmente en los países propensos a tales desastres naturales, y pusieron de manifiesto la solidez de las infraestructuras de la organización.
 
“Por eso es tan importante que todos nuestros programas de emergencia respondan a este enfoque preventivo; solo así podremos anticiparnos a una posible crisis y actuar con rapidez, reduciendo el número de víctimas y disminuyendo el impacto económico en las zonas afectadas”, concluye Pedro Puig, presidente de Aldeas en España.
 
 

Sobre Aldeas Infantiles SOS


Aldeas Infantiles SOS, recientemente galardonada con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 016, es una organización internacional, privada, de ayuda a la infancia, sin ánimo de lucro, interconfesional e independiente de toda orientación política, fundada en 1949 en Imst (Austria) y con presencia en 134 países.
Su labor se centra en el desarrollo del niño hasta que llega a ser una persona autosuficiente y bien integrada en la sociedad. Trabaja para fortalecer a las familias vulnerables, de modo que puedan atender adecuadamente a sus hijos; protege a los niños que se han visto privados del cuidado parental, a los que brinda un entorno familiar protector en el que puedan crecer sintiéndose queridos y respetados, y acompaña a los jóvenes en su proceso de maduración e independencia.

Más información en www.aldeasinfantiles.es.
 

Para más información:

Aldeas Infantiles SOS: 91 388 45 49
Mónica Revilla: Tel. 650 476 552 // mrevilla@aldeasinfantiles.es
Gracia Escudero: Tel. 649 811 777 // gescudero@aldeasinfantiles.es
Laura Prados: Tel. 91 388 45 49 // lprados@aldeasinfantiles.es