Defendemos a la infancia vulnerable en la ONU


“Si algo tienen en común todos los niños son sus derechos. Cada niño tiene derecho a sobrevivir y progresar, a ser educado, alejado de la violencia y los abusos, a participar y ser escuchado”.

Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas.
 

En la 70ª Asamblea General de Naciones Unidas, celebrada en septiembre de 2015, 193 países firmaron un compromiso para reducir los problemas más acuciantes del mundo y buscar una mayor justicia social e igualdad en los próximos 15 años, recogido en el documento ”Transformando nuestro mundo: Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”.
 
Esta Agenda incluye medidas globales orientadas a acabar con la pobreza extrema, la desigualdad o la injusticia, luchar contra el cambio climático o atender mejor a la infancia, como parte de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible.
 
Aldeas Infantiles SOS ha participado en la elaboración de este documento, velando para que la infancia vulnerable estuviera incluida en los 17 grandes objetivos y en las 169 metas que se han establecido para lograrlos. Nuestra oficina permanente en Nueva York continuará participando en el proceso, especialmente en el seguimiento de todas las medidas que afecten a los niños en riesgo.
 
También en la Unión Europea Aldeas Infantiles SOS trabaja para mejorar las condiciones de vida de los niños en riesgo de perder el cuidado parental o que ya lo han perdido, buscando cambiar las políticas y prácticas que menoscaban sus derechos  en todo el mundo. Entre sus preocupaciones, la calidad de vida que tienen los niños en esta situación y  la plena integración socio-laboral de los jóvenes que han estado viviendo en el sistema de protección y se enfrentan a problemas como el desempleo, la falta de vivienda o una escasa red social para salir adelante.
 
En España sensibilizamos a la sociedad de los problemas que afectan a los niños vulnerables e intentamos buscar soluciones con los representantes políticos para mejorar su calidad de vida y lograr que sus derechos estén siempre protegidos.