Más de 300.000 niños están en riesgo de perder el cuidado parental en España

Aldeas Infantiles SOS estima que en nuestro país 1 de cada 25 niños sufre situaciones de vulnerabilidad en el ámbito familiar. Con el objetivo de concienciar sobre esta realidad, esta organización de atención directa a la infancia ha lanzado la campaña “¿Qué es mejor?”

Campaña de Aldeas Infantiles SOS

Madrid, 17 de noviembre de 2017. Más de 300.000 niños crecen en España sin el cuidado y la protección que necesitan. Una situación que pone en grave riesgo su desarrollo emocional, físico y mental y, por tanto, su futuro. Así lo ha puesto de manifiesto Aldeas Infantiles SOS con motivo del Día Universal del Niño, que se celebra este lunes 20 de noviembre. La organización señala que 1 de cada 25 niños están en riesgo de perder el cuidado parental en nuestro país.

El maltrato físico, el psicológico, el abuso sexual y la negligencia entendida como la privación de las necesidades básicas, son los motivos que conducen a la separación de un niño de su núcleo familiar en España. En ese sentido, Aldeas Infantiles SOS recuerda que la orfandad no es la principal causa de que los niños no vivan con sus padres. De hecho, esto solo ocurre en el 1% de los casos a nivel mundial.

Aldeas Infantiles hace esta estimación, que la propia organización califica de “conservadora”, en base a fuentes oficiales recogidas en diversos informes del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. “A día de hoy sabemos que hay 42.628 niños que han perdido el cuidado parental y viven bajo una medida de protección en España, ya sea de acogimiento residencial o familiar. Sin embargo, no existen datos estadísticos precisos sobre los niños en riesgo de perder el cuidado de sus padres”, ha explicado Pedro Puig, presidente de Aldeas.

Por eso, la organización realiza esta estimación con diferentes registros oficiales, combinándolos con los factores de riesgo que conducen a los niños a una situación de vulnerabilidad. La desestructuración familiar, la existencia de violencia entre los padres, el consumo de drogas, la paternidad temprana, la ausencia de habilidades parentales o la carencia de redes sociales y familiares sólidas son algunos de los principales factores que pueden incrementar el riesgo de un niño a perder el cuidado de sus padres. En relación a la pobreza, Aldeas Infantiles SOS aclara que en España la existencia de carencias materiales, aunque se considera un indicador de riesgo, no desemboca en la separación del niño del entorno familiar.

“¿Qué es mejor?”, nueva campaña de Aldeas Infantiles SOS

“¿Qué es mejor? ¿Reñirle o razonar? ¿Campamento o ludoteca? ¿Elegirle la ropa o que la elija él? Para algunos niños lo mejor es algo más básico. Más niños de los que piensas crecen sin el cuidado de sus padres”. Este es el mensaje con el que Aldeas Infantiles SOS quiere sensibilizar a la sociedad española sobre los más de 300.000 niños en riesgo.

Según Pedro Puig, presidente de la organización, “hay muchos niños que lamentablemente no cuentan con nadie que se haga estas preguntas; sus necesidades son mucho más básicas; por eso, como sociedad, debemos ser conscientes de ello y tener siempre presente que lo más importante para un niño es poder crecer en un hogar en el que se sienta querido y protegido”.

Aldeas Infantiles SOS, coincidiendo con el Día Universal del Niño, pone el foco en el derecho de todo niño a seguir siendo niño. “Sabemos por experiencia que los niños que han tenido que separarse de sus familias se han visto obligados a ejercer roles que no correspondían a su edad y a tomar decisiones que deberían corresponder a un adulto; y por eso queremos poner el foco en este tema y ayudarles a que puedan crecer como niños”, ha explicado Pedro Puig.

50 años después, la infancia sigue necesitando protección

Aldeas Infantiles SOS celebra en 2017 sus cincuenta años de trabajo en España, cinco décadas dedicadas a proporcionar un hogar a aquellos niños que no pueden tenerlo y a fortalecer a las familias vulnerables para que puedan cuidar adecuadamente de sus hijos y evitar, así, su posible separación.

“Cuando los padres se enfrentan a realidades complejas puede resultarles muy difícil ofrecer a sus hijos lo que necesitan para crecer. Por eso es tan importante apoyarlas en esos momentos fortaleciendo sus capacidades parentales y ayudándolas a superar la difícil situación en la que se encuentran”, asegura Pedro Puig.

En el último año, Aldeas Infantiles SOS ha atendido a 25.559 niños y jóvenes, y su reto para 2020 es lograr que 35.000 niños crezcan en un ambiente familiar protector. Sin embargo, según señala su presidente, “50 años después, la infancia sigue necesitando protección en nuestro país; somos la decimoquinta economía del mundo y, a pesar de ello, ocupamos el tercer lugar en Europa en pobreza infantil”. La organización nos recuerda que uno de cada tres niños está en riesgo de pobreza o exclusión social en nuestro país; que cada día 37 niños son víctimas del maltrato infantil en el ámbito familiar; y que casi el 40% de los jóvenes está en el paro.