Atender a niños y jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad, impulsando su desarrollo y autonomía, mediante el acogimiento en entornos familiares protectores y el fortalecimiento de sus redes familiares, sociales y comunitarias.

 


Cada niño pertenece a una familia y crece con amor, respeto y seguridad.

 

 

Estas convicciones y actitudes sobre las que se ha construido nuestra organización constituyen la piedra fundamental de nuestro éxito. Son valores perdurables que guían nuestras acciones, decisiones y relaciones en la realización de nuestra misión.

Compromiso: Cumplimos nuestras promesas. Comprometerse es, sobre todo, implicarse en la realidad para transformarla.

Confianza: Creemos en cada persona. La confianza genera adhesión a un proyecto y a las personas que lo hacen realidad.

Audacia: Emprendemos acciones que provoquen un cambio radical en la vida de los niños. La audacia faculta al ser humano para emprender grandes proyectos.

Responsabilidad: Somos socios que transmiten confianza. La responsabilidad expresa un deber y una especial sensibilidad para responder a las necesidades ajenas.

 

  • Los derechos del Niño

    Los derechos del Niño

    Queremos escuchar a los niños, que opinen, que se les respete, y que aprendan valores

    Los derechos del Niño
  • La Situación del la Infancia

    Queremos escuchar a los niños, que opinen, que se les respete, y que aprendan valores

    La situación de la infancia
  • Aldeas y el Deporte

    Organizamos actividades y programas deportivos que fomentan la tolerancia, el trabajo en equipo, la igualdad o la superación.

    Aldeas y el Deporte