Aldeas Infantiles SOS abre su primer Centro de Día en Valencia para atender a familias en riesgo


Ribó y Puig inaugurando el Centro de Día
4/5/2016 - El alcalde de Valencia, Joan Ribó i Canut, y el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig Pérez, han cortado esta mañana la cinta inaugural del primer Centro de Día que la organización habilita en la ciudad. Su objetivo es apoyar y fortalecer a familias en situación de riesgo con el fin de evitar medidas más severas de protección, como sería la separación del niño de su familia. 
 
Desde el Centro de Día se ofrecerá a los padres apoyo y orientación para que puedan cuidar adecuadamente de sus hijos, y se brindará a los niños los recursos necesarios para fomentar su desarrollo personal y favorecer su rendimiento escolar. Este espacio se suma a los 19 Centros de Día que Aldeas ya tiene en España, desde los que se atiende a 1.045 niños y 563 familias.
 
“Estamos muy contentos de poder anunciar el comienzo de nuestro trabajo en Valencia y de hacerlo con la inauguración de este Centro de Día, en el que cuidaremos y apoyaremos a las familias que lo necesiten para que ellas, a su vez, puedan cuidar mejor de sus hijos”, ha afirmado Pedro Puig.
 
En el acto de inauguración también han estado presentes Consol Castillo, concejala delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valencia; María Teresa Molina Martínez, directora Territorial de Aldeas Infantiles SOS en Castilla-La Mancha; y Nieves Seano Pujol, directora del Centro de Día.
 
Este espacio está ubicado en el distrito de Benicalap, al noroeste de la ciudad, en un local cedido por el Ayuntamiento de Valencia y cuya construcción y acondicionamiento ha sido posible gracias a la colaboración de empresas como P&G, El Caserío, Banco Santander,  Fundación Marqués de Dos Aguas, Reparalia, Hasbro y Druni S.A., que apoyan activamente a la organización.
 
Aldeas Infantiles SOS cuenta así con 20 Centros de Día en España, desde los que en estos momentos se atiende a un total de 1.045 niños y 563 familias.
 

Un equipo comprometido con la infancia

 
Un equipo multidisciplinar de seis profesionales del ámbito de la educación y el trabajo social será el encargado de atender a las 23 familias y 35 niños de entre 3 y 12 años que de momento han sido derivados por los Servicios Sociales.  
 
A los padres, se les capacitará en habilidades parentales básicas, fortalecimiento de vínculos familiares, resolución de conflictos y organización familiar. También se ofrecerá atención individualizada en función de las carencias específicas detectadas en los niños.
 
Además, se organizarán meriendas, talleres de animación a la lectura, cuentacuentos o cine fórum; y se programarán actividades de carácter extraordinario para los niños, como salidas a la piscina, excursiones a museos, aulas de naturaleza, etc.
 
Este espacio también cuenta con un comedor desde el que se ofrecerán meriendas a los niños de aquellas familias que tengan dificultades para garantizar su alimentación sana y regular. 
 
Unos servicios que irán ampliándose progresivamente, a medida que se vayan detectando nuevas necesidades a través de las entrevistas familiares, la intervención con los niños o la información procedente de los Servicios Sociales, los centros educativos o los centros de salud. Todo con el único objetivo de fortalecer a las familias en riesgo de la zona y de evitar que padres e hijos tengan que separase, ya que, como asegura el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig, “con quién mejor está un niño es con su familia”.