Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

programas educativos 2018

Cuando los padres están ausentes, los hermanos Son Esenciales

Tienen derecho a crecer siempre juntos, ¡Ayúdanos a conseguirlo!

En España hay casi 50.000 niños que crecen sin el cuidado de sus padres.
Muchos de ellos se enfrentan también a la separación de sus hermanos

Desde Aldeas reclamamos medidas urgentes que garanticen el derecho de los hermanos en acogimiento a permanecer juntos y a compartir su infancia

Juntos porque somos hermanos

#SonEsenciales

Encarna y Tamara, dos hermanas que crecieron en la Aldea de Zaragoza, nos cuentan lo importante que fue para ellas permanecer juntas, porque cuando los padres están ausentes, los hermanos #SonEsenciales

Ayúdanos a evitar que los hermanos se separen

“Compartir la misma familia y las mismas experiencias hacen que la relación entre hermanos sea única. Después de todo, las relaciones entre hermanos son las más duraderas que tendremos a lo largo de nuestra vida”

Trabajamos cada día para evitar que los hermanos crezcan separados. La nueva Ley de Protección Jurídica del Menor contempla la no separación de los hermanos en cuidado alternativo, en la práctica no siempre ocurre. A la hora de elegir la medida idónea de protección se tiende a priorizar otros criterios como la edad o el elevado número de hermanos.

test_hermanos_aldeas

#SonEsenciales

“Mis hermanos son confianza, como un amigo incondicional. Estar sin mis hermanos sería como perder una gran parte de mí”. (Guillermo, 13 años)

“Si me he caído, mis hermanos me ayudan a levantarme. Además les puedo contar todo lo que me pasa. Sin ellos no podría reír”. (Pelayo, 7 años)

Desde Aldeas reclamamos de forma urgente las siguientes medidas

  • La no separación de los hermanos. La plena aplicación de su derecho a permanecer juntos en caso de no poder vivir con sus padres.
  • La participación de los hermanos en la toma de decisiones durante todo el proceso de acogida. 
  • Una mayor disponibilidad de recursos financieros y humanos para facilitar el acogimiento de grupos de hermanos. 
  • La mejora de las condiciones necesarias para cuidar de los menores y reforzar las relaciones fraternales durante el acogimiento.
  • La aplicación de métodos de formación y desarrollo de competencias profesionales necesarias para cuidar a menores en acogimiento.
  • La recopilación de datos y estadísticas sobre grupos de hermanos para poder abordar sus realidades a través de políticas concretas y de acción directa.
  • La unificación de la normativa de buenas prácticas para la acogida de menores en todas las Comunidades Autónomas.
  • La aplicación del derecho de los hermanos a mantenerse en contacto en aquellos casos en los que no pueden permanecer juntos.