Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

img_header_hermanos

Cuando los padres están ausentes, los hermanos Son Esenciales

Firma contra la separación de hermanos

En España hay 48.000 niños que crecen sin el cuidado de sus padres. Muchos de ellos, además, son separados de sus hermanos. Ayúdanos a evitarlo.

La nueva Ley de Protección Jurídica del Menor, aprobada en 2015, contempla la no separación de los hermanos en cuidado alternativo, pero en la práctica no siempre ocurre. 

Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Juntos porque somos hermanos

#SonEsenciales

Encarna y Tamara, dos hermanas que crecieron en la Aldea de Zaragoza, nos cuentan lo importante que fue para ellas permanecer juntas, porque cuando los padres están ausentes, los hermanos #SonEsenciales

Los hermanos tienen derecho a crecer siempre juntos

Reclamamos medidas urgentes que garanticen el derecho de los hermanos en acogimiento a permanecer juntos y a compartir su infancia
test_hermanos_aldeas

#SonEsenciales

“Mis hermanos son confianza, como un amigo incondicional. Estar sin mis hermanos sería como perder una gran parte de mí”. (Guillermo, 13 años)

“Si me he caído, mis hermanos me ayudan a levantarme. Además les puedo contar todo lo que me pasa. Sin ellos no podría reír”. (Pelayo, 7 años)

#SonEsenciales

“Mi hermano es mi ejemplo. Hay muchas cosas que él ha hecho durante estos años que a mí me gustaría hacer. Mis hermanos siempre me ayudan cuando me equivoco”. (Gonzalo 11 años)

“El inicio de todos mis recuerdos empiezan cuando Gonzalo nace. Es curioso porque nos llevamos 14 años pero mi punto de referencia para todo es cuando él llega a casa” (Fernando, 25 años)

Fer_Gonzalo
Aldeas Infantiles reclama:

La no separación de los hermanos en acogimiento

La plena aplicación del derecho de los hermanos y hermanas a permanecer juntos y compartir su infancia en caso de separación de los mismos del núcleo familiar. La acogida conjunta de los hermanos debe ser, por tanto, una consideración esencial a la hora de planificar el acogimiento. La separación de los mismos solo puede considerarse como aceptable cuando existan razones convincentes que demuestren que mantenerlos juntos va en contra de su interés superior.

La decisión sobre la forma más adecuada de acogimiento debe tomarse teniendo en cuenta la opinión de los hermanos

La decisión sobre la forma más adecuada de acogimiento debe tomarse en el marco de un proceso participativo en el que se informe a todos los interesados, incluidos los grupos de hermanos. Las autoridades y los actores que participen en el acogimiento deben ser sensibles a las necesidades de los hermanos durante todo el proceso, desde la decisión inicial de la ubicación hasta que finaliza la acogida.

Disponibilidad de los recursos financieros y humanos necesarios

Disponibilidad de los recursos financieros y humanos necesarios, así como de las condiciones adecuadas para facilitar la admisión de grupos de hermanos y para trabajar la relación entre los mismos durante el acogimiento.

Competencias profesionales para hacer frente a las relaciones entre hermanos

Las competencias profesionales para hacer frente a las relaciones entre hermanos entre las personas encargadas de su cuidado deben ser parte de los planes de formación, tanto en términos de cualificación como de desarrollo profesional.

Adopción de métodos de recopilación de datos y estadísticas fehacientes

Adopción de métodos de recopilación de datos y estadísticas fehacientes sobre los grupos de hermanos en el sistema de protección. Solo así se podrá atender sus necesidades específicas y sus realidades podrán ser abordadas a través de políticas concretas y de la acción directa.

Estándares unificados en todas las Comunidades Autónomas

Definición de estándares unificados en todas las Comunidades Autónomas sobre las buenas prácticas para la acogida de menores, que contemplen la no separación de hermanos como un criterio primordial a la hora de decidir la medida de protección idónea para ellos.

Los hermanos separados tienen derecho a permanecer en contacto

En aquellos casos en los que los hermanos no puedan permanecer juntos se garantizará su derecho a disfrutar de su hermandad y a mantener el contacto, con independencia de la relación que se establezca con sus progenitores.