La educación de los niños rohingya sigue siendo una preocupación

Emergencias

Las familias de refugiados se enfrentan a mejores condiciones que durante la temporada de monzones del año pasado, pero la situación sigue siendo “mala”

Aldeas Infantiles SOS está abordando las necesidades educativas básicas de los niños rohingya que no tienen acceso a la educación formal en los campamentos de refugiados de Bangladesh.

Cinco espacios de cuidado infantil establecidos por Aldeas Infantiles SOS Bangladesh en febrero de 2018 brindan actividades educativas y recreativas, además de alimentos nutritivos, para 350 niños al día. Más de la mitad de los 909,000 rohingya que viven en asentamientos de refugiados son niños.

Bangladesh ha luchado para hacer frente a una de las crisis de refugiados más grandes del mundo desde que miles de rohingya comenzaron a huir de la vecina Myanmar en agosto de 2017. El país de acogida no ha podido proporcionar educación formal para los niños vulnerables.

“En este momento, el número de refugiados no está aumentando como en el pasado”, dice el Dr. Enamul Haque, Director Nacional de Aldeas Infantiles SOS de Bangladesh. “Pero el problema es que estos niños crecen y no pueden obtener una educación adecuada. Sólo pueden obtener educación básica en su propio idioma “.

Se acerca la temporada del monzón.

Bangladesh es propenso a los desprendimientos de tierras y otros desastres causados por los ciclones y las lluvias de los monzones, lo que crea desafíos adicionales para los refugiados. La región costera de Bazar de Cox se salvó del impacto del ciclón Fani, que afectó el este de la India y otras partes de Bangladesh a principios de mayo de 2019. Las condiciones han mejorado desde la temporada de monzones de 2018. Las campañas de inmunización han reducido el riesgo de difteria y otras enfermedades prevenibles. Se han tomado medidas para mejorar los servicios de salud y la higiene de los refugiados. “Las condiciones son mucho mejores que el año pasado”

Apoyando a cientos de niños diariamente.

Además de ofrecer actividades recreativas y de aprendizaje no formal para niños, los Espacios Amigos de los Niños de Aldeas  ofrecen apoyo social, emocional y nutricional para los 350 niños que asisten todos los días. Los niños también aprenden sobre higiene y saneamiento. Aldeas Infantiles SOS Bangladesh espera ampliar el programa de emergencia ofreciendo apoyo nutricional, educativo e higiénico para 400 niños en las comunidades de acogida, y apoyo para ayudar a 600 padres y cuidadores y así poder mejorar sus condiciones de vida. El programa de emergencia para refugiados comenzó en febrero de 2018 y se espera que se ejecute al menos en junio de 2019 con el presupuesto actual.