Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, al continuar navegando consideramos que aceptas su instalación. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Visión de Aldeas Infantiles SOS

Testimonios

Historias de vida en Aldeas Infantiles SOS

Aquí encontrarás testimonios de nuestros niños, jóvenes y familias que han pasado por nuestros programas en España o en alguno de los 134 países donde trabajamos.

Ana

"Te das cuenta de que necesitas mucha ayuda porque vienen cosas que no te esperas”.

Ana tiene a su sobrino de 14 meses en acogimiento familiar mientras los padres se recuperan: “Te das cuenta de que necesitas mucha ayuda porque vienen cosas que no te esperas”. Desde Aldeas les acompañamos y orientamos en el camino a través de nuestro Programa de Apoyo al Acogimiento con el objetivo de que el proceso sea lo más beneficioso para el menor y para ellos: “no sabemos si el niño estará mucho o poco tiempo con nosotros pero hago exactamente las mismas cosas que con mis hijos. Es uno más para nosotros”.


Maria Anggelina

"Estoy muy agradecida por haber crecido en una familia SOS, podría haber sido una de las víctimas de la trata de personas"

Maria Anggelina creció en la Aldea de Flores en Indonesia: “estoy muy agradecida por haber crecido en una familia SOS, podría haber sido una de las víctimas de la trata de personas”. Ahora apoya a supervivientes de trata de personas, y trabaja para facilitarles herramientas que les ayuden a recuperar sus vidas, además de sensibilizar a la sociedad, especialmente a niños y padres, sobre el tráfico de personas y la violencia. Dejo la isla de Flores para continuar sus estudios y poder ayudar a más personas.


Yasmina

"Se sorprendieron mucho cuando dije que quería ser ingeniera, pero gracias a Aldeas estoy haciendo realidad mi sueño"

Yasmina es una joven de 19 años que llegó a Aldeas a los 12 junto a su hermana: “Cuando vi la Aldea me sorprendí mucho. No era lo que había pensado. Era un lugar muy acogedor y tranquilo. Recuerdo que como era verano y todos estaban de campamento había muy poca gente, por lo que se nos hizo más fácil integrarnos. Fue un gran alivio librarse de preocupaciones que una niña de 12 años no debería tener”.

Hoy es estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Zaragoza: “Se sorprendieron mucho cuando dije que quería ser ingeniera, pero gracias a Aldeas estoy haciendo realidad mi sueño”.
Yasmina participó en 2017 en el Foro de Juventud de Naciones Unidas y fue la voz de los jóvenes que, como ella, han pasado por el sistema de protección y reivindicará su atención y protección.


Jamal

Tiene claro que quiere ayudar a otros refugiados como él, que lo están pasando mal.

Jamal tenía 13 años cuando huyó de Afganistán. Su madre desapareció en las montañas y él abandonó solo su país. Hoy tiene 15 años y vive en la Aldea Infantil SOS de Atenas. Todavía no sabe si su madre está viva.
A pesar del trauma vivido y gracias a la protección, el apoyo psicológico y la educación que está recibiendo, hoy puede pensar en su futuro. Tiene claro que quiere ayudar a otros refugiados como él, que lo están pasando mal.

La historia de Jamal es la historia de más de 10 millones de niños refugiados que han huido de la violencia en el mundo. Aldeas Infantiles ayuda a refugiados y personas desplazadas en 23 países a través de sus Programas de Emergencia. Nos centramos en cuidar de los niños, proteger sus derechos y mantener a las familias unidas. La ayuda humanitaria es vital para mantener nuestro trabajo.