Aldeas Infantiles SOS y la Universidad Rey Juan Carlos firman un convenio de colaboración

El objetivo de este acuerdo es introducir en la formación universitaria el desarrollo de competencias relacionadas con el cuidado de los niños que han perdido el cuidado parental o están en riesgo de perderlo, así como el fortalecimiento y la preservación familiar.Acuerdo entre Aldeas Infantiles SOS y la Universidad Juan Carlos

Madrid, 8 de noviembre de 2017. Aldeas Infantiles SOS y la Universidad Rey Juan Carlos han firmado esta mañana un convenio de colaboración que permitirá introducir en la formación universitaria el desarrollo de competencias relacionadas con el cuidado de los niños que han perdido el cuidado parental o están en riesgo de perderlo. Algo que supone un gran impulso en la formación de los futuros profesionales que trabajarán con la infancia vulnerable ya que, hasta ahora, el fomento de estas competencias no estaba suficientemente representado en los currículos universitarios. Pedro Puig, presidente de esta organización de atención directa a la infancia, y Javier Ramos, rector de la universidad, han sido los encargados de rubricar este acuerdo.

“Desde Aldeas Infantiles SOS estamos muy ilusionados con esta colaboración; en España hay más de 42.000 niños que viven bajo una medida de protección y que necesitan el mejor entorno y los mejores profesionales posibles para poder crecer sintiéndose queridos, seguros y respetados, hasta que logren integrarse con éxito en la sociedad”, ha explicado Pedro Puig.

Por su parte, Javier Ramos ha subrayado que “la responsabilidad social de la universidad debe pasar por formar mejor a los jóvenes para que, el día de mañana, estos puedan ayudar de forma más efectiva a las personas que están pasando por dificultades”.

En el marco de este convenio, ambas entidades abrirán tres líneas de trabajo: la formación, la investigación y la elaboración de publicaciones.

La primera estará vinculada a la realización de cursos de formación continua que aborden temáticas como el apego, el maltrato o la resiliencia familiar y, además, contempla la puesta en marcha, para el curso 2018-2019, de un título propio que permita difundir estrategias para el fortalecimiento familiar y criterios metodológicos de actuación en las diversas fases del acogimiento infantil.

La segunda línea de trabajo contemplada en el acuerdo hace referencia a la investigación y englobará cuestiones como la salud mental y la protección infantil; el fortalecimiento y la preservación familiar; o la evaluación de los programas educativos.

Finalmente, la tercera línea de acción estará dirigida a la elaboración de publicaciones conjuntas, materiales divulgativos, artículos en revistas especializadas y resultados de investigaciones.

Aldeas Infantiles SOS da así un paso más en su compromiso con la formación de los futuros profesionales que acompañarán a los niños que han perdido el cuidado de sus padres o que están en riesgo de perderlo.

En 2017, la organización conmemora, además, sus cincuenta años de trabajo en España. Cinco décadas dedicadas a proporcionar un hogar y una familia a aquellos niños que no pueden vivir con sus padres; a acompañar a los jóvenes hasta su plena integración social y laboral; y a fortalecer a las familias vulnerables para que padres e hijos no tengan que separarse. Solo en el último año, la organización ha atendido a 25.559 niños y jóvenes, y su reto para 2020 es lograr que 35.000 niños crezcan en un ambiente familiar protector.

Fruto de este trabajo, Aldeas recibió en 2016 el Premio Princesa de Asturias de la Concordia que, en palabras de su presidente, Pedro Puig, “nos recuerda, una vez más, que los verdaderos protagonistas de estos cincuenta años son los niños que viven y participan en nuestros programas”.